Loading...

lunes, 5 de septiembre de 2011





No sé lo que hacer y cuando no tengo nada que hacer me pongo a pensar. Y entonces la caja de Pandora se abre, invades mi mente, la infectas, destruyes todo lo que encuentres a tu paso y dejas un vacío abismal. Me dejas flotando a la deriva con la certeza de que algun día llegaré a tierra, pero cuando lo haga, volverás a empujarme a las fauces de ese mar inhóspito. Te echo de menos, pero no tengo fuerzas para decírtelo.

3 comentarios:

  1. Hay un cuadro de Dalí que se llama La persistencia de la memoria(el de los relojes blandos)

    Espero que tu hermana esté mejor y que tu vista tenga la memoria que desees.

    ResponderEliminar
  2. Lo sé, lo sé, tengo ese cuadro de fondo de pantalla en el ordenador y en el móvil... así que como podrás adivinar, me encanta jaja Y Gracias :) por ciertooooooo, me acabo de acordar.. anoche volví a soñar algo raro, ¡Soñé que tenía el cuello larguísimo como tu cuadro de Mr. Peter!

    ResponderEliminar
  3. :D Vuelvo a decir que me encanta como escribes :) muahahahaha :D Se nota ese diez con María Jesús Pablo xDDD Aunque me gustaría que fuera otra cosa lo que sintieras, pero te entiendo, o al menos, lo intento.
    Te quiero <3

    ResponderEliminar