Loading...

viernes, 30 de septiembre de 2011

7: 35 de la mañana

Uno de los mejores cortos que he visto, aunque tampoco es que haya visto muchos que digamos.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Redecorando con Ikea

Después de una productiva tarde en Ikea, probando colchones, sillones, mirando cuadros, esnifando velas y cogiendo lápices gratis he pensado que quizás debería redecorar mi vida un poco, y voy a empezar por poner  un cuadro gigante de 150 euros encima de la cama, aunque mi madre esté convencida de que algún día se me caerá y moriré eschachada por él.
(El cuadro es el que está arriba)

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Fue una señal del destino. Estaba sentada en una silla incómoda del centro de rehabilitación, esperando apesadumbrada  a que dijeran mi nombre con el mismo tono tedioso de siempre. Y de repente una canción de Jorge Drexler empezó a sonar timidamente por los altavoces de la sala de espera. Y  fui feliz de nuevo con su música envolvente, fue como si me devolvieran la vida de nuevo. Jorge Drexler: te echado de menos.
Tu beso se hizo calor, luego el calor movimiento,
luego gota de sudor, que se hizo vapor, luego viento,
que en un rincón de la Rioja movió el aspa de un molino,
donde se pisaba el vino que bebió tu boca roja...

martes, 20 de septiembre de 2011

- ¿Cuál es tu secreto?
- Optimismo a cantidades industriales y Jorge Drexler

domingo, 18 de septiembre de 2011

It's not easy love but you've got friends you can trust
Friends will be friends
When you're in need of love they give you care and attention
Friends will be friends
When you're through with life and all hope is lost
Hold out your hands cause friends will be friends right till the end

sábado, 17 de septiembre de 2011

Cualquier tiempo pasado fue mejor.

Durante toda nuestra vida hemos intentado aferrarnos al pasado, pero no nos damos cuenta de que la vida es puro cambio, de que vivimos en una metamorfosis prolongada. Los tiempos cambian, las modas cambian, las crisis cambian, los lugares cambian y por supuesto las personas también cambiamos. Intentar que todo sea como antes es nadar a contra corriente en un río peligroso, agota tus fuerzas y ni siquieras llegas a donde querías. Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor, pero posiblemente cuando pase un tiempo echaras de menos lo que estas viviendo ahora. Y si, resulta díficil desprenderse del pasado, quizá mas de lo que pensamos, pero piensa que aquello que más te importa, si es que de verdad te importa, seguirá contigo en la travesía por muy díficil que sea, por mucho que la distancia haga de las suyas. Por eso espero que aunque nuestras vidas cambien, aunque vengan tsunamis, terremotos y huracanes, sigas conmigo hoy, mañana y quién sabe, quizás siempre.

lunes, 12 de septiembre de 2011

...

Frase que un estudiante de enfermería deberá oír durante toda su vida:
¿Qué pasa? ¿No te dio la nota para medicina?

martes, 6 de septiembre de 2011

Cococleaner.




Definitivamente, quiero uno para mi cumpleaños.




lunes, 5 de septiembre de 2011





No sé lo que hacer y cuando no tengo nada que hacer me pongo a pensar. Y entonces la caja de Pandora se abre, invades mi mente, la infectas, destruyes todo lo que encuentres a tu paso y dejas un vacío abismal. Me dejas flotando a la deriva con la certeza de que algun día llegaré a tierra, pero cuando lo haga, volverás a empujarme a las fauces de ese mar inhóspito. Te echo de menos, pero no tengo fuerzas para decírtelo.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Diario de una artrítica en rehabilitación.

Cada día que pasa, la sala de rehabilitación se me parece mas a un laboratorio donde experimentan con personas que a un centro hospitalario. En Primer lugar: ¿ Por qué coño esta en un suburvio rodeado de naves industriales? No sé ponlo al lado de un parque, que por lo menos cuando salgas no te coges una depresión, digo yo. En fin, que cuando entras al centro, que por cierto parece un puto garaje, hay una tía en la recepción, que se parece a la mujer del anuncio Kalia oxiation y te habla con voz en plan robot y te dice " Espere que dentro de poco pasa al gimnasio, si quiere puede sentarse en las sillas ". Em, una pregunta así tonta, ¿Dónde te pensabas que me iba a sentar si no? ¿ En el suelo? En fin, que después de diez minutos escuchando música cutre de ambiente y viendo la novela de las 4 en una tele minuscula que hay en la pared, te llaman y entras al gimnasio. Por supuesto, si es un gimnasio te imaginas un sitio super amplio lleno de aparatos y barras para hacer ejercicios y demás. Pero no, entras y hay cientos de viejitos artríticos ( si, yo tambien tengo artritis) en camillas hablando con los fisioteraputas y diciendo " ay mi niña es que los bailes de ahora ya no son lo que eran antes". Aaah sií, los fisioterapeutas, esos que hablan y se rien con sus compañeros mientras te hacen los masajes y te clavan los aparatos en los tobillos como si te lo quisieran perforar. Pero eso no es lo peor, lo peor es cuando te dicen : " bueno siéntate aquí que ahora vengo a por ti" con tono malicioso y tú te quedas en plan ¿Qué coño me piensas hacer hija de puta?. Pues nada, otros diez minutos esperando en la silla mientras ves a las demás personas en sus respectivos aparatos de tortura ( todos personas mayores, creo que soy la única mas o menos joven) y por fin llega la fisioteraputa con unos electrodos raros que te los ponen en los pies y te dice con tono malicioso otra vez, "te hará unas pequeñas cosquillas" ¿Pequeñas cosquillas? Los cojones, eso son descargas eléctricas y encima tienes que estar con eso 15 minutos que se hacen eternos e insoportables. Pero bueno durante ese tiempo puedes hablar con las señoras mayores que se sientan a tu lado y te cuentan todo su arbol genealógico con detalles sobre las enfermedades de cada uno de su familia hasta que se hacen las cinco. ¡Y por fin, ya te puedes ir! ¡Hasta mañana si dios quiere y no me he suicidado!

Dance me to the end of love.


Estoy harta de pensar, de darle tres mil vueltas a las mismas cosas. Quiero bailar, bailar hasta que pierda el sentido. Que la música me lleve. Que pierda el control de las piernas y de los brazos. Quiero sentir tus manos en mi cintura, tu cuerpo sudoroso contra el mío. Quiero apoyar mi cabeza en tu hombro. Que me pises sin querer y me mires con tu cara de “lo siento”, respirar el humo de los cigarrillos mientras las notas de música se disipan en la brisa de la noche.

Dance me to your beauty with a burning violin
Dance me through the panic till I'm gathered safely in
Touch me with your naked hand or touch me with your glove
Dance me to the end of love
Dance me to the end of love
Dance me to the end of love


jueves, 1 de septiembre de 2011

Septiembre.



Septiembre ha llegado de nuevo a nuestras vidas en silencio . Se ha colado por las rendijas de las ventanas como una brisa suave y se esconde esperando impaciente, pero sereno, a hacer su aparición. Septiembre ya se respira en el ambiente. Anuncios de vuelta al cole, aeropuertos aborratados de transeuntes con sonrisas cansadas que regresan de vacaciones. Niños que apuran sus últimos das en la playa. Son dias de tristeza, dias que huelen a libros nuevos. Septiembre acecha a la vueta de la esquina.