Loading...

lunes, 22 de agosto de 2011

Los renglones torcidos de Dios

"No te preocupes por ellos- le decia a Dios- porque todo esto son equivocaciones tuyas. Son los renglones torcidos, de cuando aprendiste a escribir. ¡Los pobres locos -continuó ahogado por sus sollozos- son tus... son tus faltas de ortografía!"


No hay comentarios:

Publicar un comentario