Loading...

miércoles, 31 de agosto de 2011

...

Me gustaría decirte que no importa, que estoy bien. Que todo lo que hiciste no fue más que una tontería y que podemos arreglarlo, que te sigo queriendo. Pero lo cierto es cada noche, pienso en mil y una forma de torturarte lentamente, para que sufras lo que he sufrido yo por tu culpa. Sí, vale, a lo mejor esto está sonando un poco drámatico y piensas que soy una psicópata, pero es la verdad. Creo que nunca he odiado tanto a alguien como te odio a ti ahora. Creo que nunca me he tomado tantas tilas juntas para calmarme. Me das asco, querido, pero aun así te dedico esta canción.

http://www.youtube.com/watch?v=c5wukFP2jZs

lunes, 29 de agosto de 2011

No puedo quitarme esta canción de la cabeza.
http://www.youtube.com/watch?v=2ZqvMEMNO2s

There's a limit to your love
Like a waterfall in slow motion
Like a map with no ocean
There's a limit to your love

domingo, 28 de agosto de 2011

" Call it, friendo"





¿ No has sentido nunca que te estás jugando la vida a cara o cruz, que todo es fruto del azar? ¿Crees o no crees en el destino? ¿Quién tiene la última palabra?

viernes, 26 de agosto de 2011

Fuck you very much


Hace poco tiempo me prometí que estaría una semana sin hablarte. Bien, después de días llorando, viendo la teletienda a las 5 de la noche, leyendo la misma línea de un libro mil y mil veces sin poder concentrarme, escuchando Queen a todo volumen, después de días alimentándome a base de tabletas de chocolate hacendado y tentativas de suicidio frustradas, hoy se cumple esa semana. Y si, estoy destrozada, pero he cumplido mi promesa y hoy me siento feliz.
Querido amigo, solo te puedo decir una cosa... FUCK YOU VERY MUCH!


martes, 23 de agosto de 2011

he's a genius



Hit the road Jack, and don't come back no more, no more, no more!



lunes, 22 de agosto de 2011

Entre tanto llegó la noche

Entre tanto llegó la noche. Las ideas se amontonaban en su cabeza y luchaban unas con otras por hacerse un hueco en ese caótico lugar. Cada vez que intentaba centrarse en una, otras, igual de oscuras y hostiles, se interponían y entre todas formaban una fiesta y bailaban al son del desasosiego. Sin embargo, su borrachera sentimental, no evitó que una de esas ideas se pronunciase y se extendiera por cada recoveco de su cabeza, produciéndose un eco ensordecedor: él no la quería.

Los renglones torcidos de Dios

"No te preocupes por ellos- le decia a Dios- porque todo esto son equivocaciones tuyas. Son los renglones torcidos, de cuando aprendiste a escribir. ¡Los pobres locos -continuó ahogado por sus sollozos- son tus... son tus faltas de ortografía!"